REINVOLUCIÓN

REINVOLUCIÓN.

  Ya hace un tiempo que asistimos atónitos a avances tecnológicos sin precedentes, comandados a través de nuestros smartphones. Avances, en principio, revolucionarios pero que nos llevan a una involución catastrófica para la estabilidad de una sociedad sana y equilibrada. Con términos aparentemente constructivos como “economía colaborativa”, pretenden influir en nuestro subconsciente haciéndonos creer que ese es el camino correcto y calmar nuestra ansia de sociabilización.

  La influencia y manipulación de los medios de comunicación por parte de el “gran hermano”, ente vaticinado por el escritor George Orwell en su libro 1984, hace que seamos aún más dependientes de este malicioso aparato, creyéndonos absolutamente todo lo que nos dicen. Una trama que no viene de ahora sino que llevan décadas cocinando a fuego lento para adormecernos y retrasar nuestra capacidad de reacción.  

  En resumen, nos hicieron creer durante décadas, que las capas más bajas de la sociedad formábamos parte del tejido socioeconómico, para más tarde hacernos responsables del estallido de la burbuja inmobiliaria, cosa que nos tragamos sin más.

  La realidad de esta crisis no es otra que crear una excusa para poder generar nuevas formas de economía y hacer que el sistema se regenere de nuevo, al margen de trasladar el tejido industrial a países donde la mano de obra es más barata, generando unos indices de paro históricos y así poder retroceder en todos los avances sociales y laborales del “primer mundo” obtenidos a base de  sangre, sudor y lagrimas. El trabajador en occidente vive demasiado bien y esto es algo que el capitalismo no puede aceptar. Las expresiones “sanidad gratuita universal” o “educación gratuita” son inconcebibles para un sistema parásito que pretende tener el control económico en todos los aspectos de nuestra vida. Nada debe ser gratuito.    

  Ahora, el maná del s. XXl, nos viene dado, como comentabamos anteriormente, a través de plataformas como ruber, cabifly, airb&nb, etc, plataformas de esa supuesta economía colaborativa, que lo único que buscan, es eludir toda responsabilidad fiscal y tributaria, y disponer de un ejército de esclavos tecnológicos a los que poder eliminar mediante un “click”, en el caso de que, el sujeto en cuestión, no interese.

  Vivimos unos momentos históricos y de todos nosotros depende que el futuro sea mejor o peor para las clases sociales más desfavorecidas. En nuestro caso, el Taxi de momento está dando la talla, o eso parece por ser uno de los sectores más afectados por esta nueva reinvolución.

  Desde Elite Taxi llevamos casi cuatro años advirtiendo de los cambios que pretenden introducir en la sociedad, ante los cuales, no nos quedaremos de brazos cruzados. Nos tendrán enfrente.

  Tengo que decir que, adaptandonos a nuevas formas de lucha, gracias a estas nuevas tecnologías, se fraguo el nacimiento de Elite, facilitando y acelerando la difusión del mensaje.

  Una de las obsesiones de Elite desde su nacimiento siempre ha sido la de reactivar a un sector en estado de hibernación, que no muerto, para recuperar todos esos derechos ultrajados por administraciones, multinacionales, asociaciones y sindicatos con ineptos al mando y devolverle la dignidad al sector del Taxi.

  Así sea…..

FRAN CATALÁN

123 comentarios sobre “REINVOLUCIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.