TEORIA DE LA IDIOTIZACIÓN

Hoy no voy a hablar únicamente del Taxi, aunque tiene muchísimo que ver, por ser quizás, el sector más mediático dentro de lo que pretenden que sea la economía del futuro. Bautizado en un inicio como “economía colaborativa”, parece ser que esta expresión no ha surtido el efecto deseado, al menos dentro de nuestras fronteras afortunadamente, y ahora a este tipo de cambios socioeconómicos se les denomina “plataformas digitales “, expresión ésta, muy moderna y progresista, aunque no dejan de ser multinacionales a la vieja usanza. Hemos de tener en cuenta que siempre utilizaran palabras y expresiones que sean más próximas a los estratos sociales más bajos, para ganarse nuestra confianza y entrar de lleno en nuestras conciencias.

Tenemos diferentes ejemplos de estas plataformas en otros sectores como, el sector inmobiliario, el reparto de comida y paqueteria, la restauración o, últimamente, incluso en el sector de las averías y reformas del hogar en general.

Pero para entender correctamente cuales son sus pretensiones debemos mirar hacia atrás y analizar cómo hemos llegado hasta aquí.

Hace unos días, ya hice mención en otro artículo sobre las auténticas causas de la crisis financiera que azotó a todo el planeta con la excusa de la explosión de la burbuja inmobiliaria, causada por cierto gigante financiero estadounidense, consejero del cual, por cierto, fue un ministro de economía del PP, y mientras todo occidente se tambaleaba intentando buscar soluciones, el sector de la telefonía Móvil no paraba de crecer. Se estaba preparando el cambio.

Si miramos cómo ha ido evolucionando nuestro modo de vida, lo más probable es que le echemos la culpa a eso que llaman “progreso”, pero lo cierto es que desde que nacemos hasta que morimos somos constantemente manipulados. Por ejemplo en el cine, los que tenemos una edad, recordaremos peliculas de hace décadas donde sucedían cosas que hoy en dia son cotidianas, como pueden ser las videoconferencias o los polémicos coches autónomos.

Como si de un gabinete de astrología se tratara, a través de la televisión y los medios de comunicación nos van preparando para los cambios que han de venir, siempre en su beneficio por supuesto. Eso es exactamente lo que está pasando actualmente, un intento premeditado de modificación en nuestra percepción de la sociedad, para que no sea tan doloroso el cambio y nos sintamos parte de ese maravilloso mundo futuro que se nos avecina. Un mundo que mirado desde el otro lado del espejo, quizás no sea tan maravilloso sino que en la mayoría de los casos sea un calvario propio de una novela de Dante.

En términos màs actuales, y dandole forma a lo que intento explicar, la mayoría de gente no se han dado cuenta de que estan idiotizados y ese es su gran triunfo, el inyectarnos la anestesia mediática a través de nuestros smartphones y si alguno se sale del redil, siempre les quedará el infierno de las redes sociales, que eso si que es una auténtica losa.

En definitiva, lo que intentan vendernos como un futuro maravilloso para todas y todos, no es más que un nuevo intento de derribo social suprimiendo todos los avances conseguidos hasta ahora y haciéndonos sentir culpables y responsables de todas las desdichas de estos últimos años. Nos intentan hacer creer que el problema es sistemático, y nada más acertado, porque el auténtico problema es su maldito sistema capitalista.

El sistema, su sistema, ese es el problema, un sistema cada vez más asfixiado y con la necesidad de globalizarlo todo creando dos hemisferios en nuestro planeta, los países subdesarrollados y los países del primer mundo u occidente, o en este mismo orden, la factoría y el supermercado. La GLOBALIZACIÓN.

Si nos fijamos en las noticias, vemos como el tercer mundo esta ya sumido en un aura de esclavitud y de sumisión, provocada por guerras fratricidas, que su única finalidad es crear panico en la población y mano de obra esclava llegando a utilizar incluso, mano de obra infantil y cobrando salarios inhumanos.

En lo que al primer mundo se refiere, es tan simple como que esta masificado. Millones de personas cada vez más longevas y, hasta hace pocos años, con un poder adquisitivo imposible de asumir para un sistema ya de por sí defectuoso en origen. La solución, precarizar la vida de las personas, no contemplan otra manera, aunque lo más justo sería cambiar el modelo de sociedad, pero eso no interesa a quien se alimenta de la desdicha humana. La precariedad, si es comun, no escuece tanto, si es individual, lo mejor es distraer nuestra atención.

Una sociedad estupida es una sociedad facil de manipular, y empleando narcóticos digitales a través de las redes nos tienen completamente sometidos y sumisos, y lo que es peor, con una sensación de felicidad artificial.

Esta es la sociedad que nos viene y si no reaccionamos, a nuestros hijos y nietos, e incluso a nosotros mismos, nos espera un futuro muy poco agradable. Ahora mismo el futuro es impredecible.

Por todo esto y mucho más es de carácter obligatorio no encerrarse en nuestra fortaleza particular y salir a la calle para demostrarles que aún disponemos de conciencia propia y libertad de pensamiento, y demostrar nuestra repulsa al horizonte de precariedad que pretenden abalanzarnos.

FDO: FRAN CATALÁN.