El Tribunal Superior ha denegado esta semana la medida cautelar solicitada por Uber sobre la modificación del Reglamento de Ordenación de Transporte Terrestre (ROTT) A continuación os transcribimos parte de la sentencia donde se deniega el recurso de Uber. ¡Gracias de nuevo a todo el equipo jurídico que trabaja a nuestro lado para hacerlo posible!

 

PRIMERO.- La medida cautelar que solicita la representación de Uber, BV debe ser denegada.

En primer lugar, tanto en lo que se refiere a la prohibición temporal de transmisión de licencias como en lo relativo a la obligación de comunicar electrónicamente los datos relativos a cada servicio, no ha quedado justificado

que la medida cautelar que se pretende sea más necesaria o conveniente para el interés general de los consumidores que lo que pueda serlo el cumplimiento de tales medidas previstas en los artículos 1 y 2 del Real Decreto impugnado.

Tampoco cabe afirmar, por más que así lo pretenda la recurrente, que de no acordarse la suspensión el recurso perdería su finalidad legítima, pues no ha quedado justificado (sino meramente alegado) que el cumplimiento de lo

dispuesto en el Real Decreto en esas dos facetas a que se refiere la controversia pueda acarrear consecuencias económicas irreversibles o de difícil reparación.

En fin, la afirmación de que la adopción de la medida cautelar no generaría afección grave a intereses de terceros no pasa de ser un mero alegato de la parte que pretende la suspensión, contradicho, por lo demás, por lo manifestado por las entidades representativas del sector del taxi personadas en las actuaciones.

Por todo ello, atendiendo a lo dispuesto en el artículo 130 de la Ley reguladora de esta Jurisdicción, procede denegar la suspensión solicitada, pues no cabe afirmar, con los datos de que disponemos, que la ejecución del Real Decreto impugnado en los dos puntos a que se refiere este incidente cautelar pueda causar a Uber, BV perjuicios de difícil o imposible reparación, ni que como consecuencia de tal ejecución el recurso pueda perder su finalidad legítima.

(…)

LA SALA ACUERDA: Denegar la medida cautelar solicitada por la representación de Uber, BV, con imposición de las costas de este incidente a la parte recurrente en los términos señalados en el fundamento jurídico segundo.