Esta es una de las cartas dirigida a los compañeros de élite más difícil que he tenido que redactar.

Desde aquel marzo del 2014, he estado en Elite con aplicación extrema, que muchas veces he antepuesto mi trabajo y mi familia en favor del sector. Esta situación cada vez se hace más difícil y ha llegado el punto en qué se está volviendo insostenible.

Por responsabilidad debo de intentar reordenar mi situación personal antes de que sea irreversible, y volver a coger las riendas de mi vida.

Por esta cuestión, decido dar un paso a un lado, para de esta forma poder ordenar toda esta situación, y con el tiempo volver con más fuerza y sin presiones personales.

Tampoco quiero que la gente piense, que me voy y ya está, seguiré estando en Élite pero de una forma pasiva.

Todos aquellos que necesiten cualquier tipo de consulta o ayuda me tendrán ahí.

Tambien quiero hacer una mención especial, para la Junta y toda aquella gente que está implicada en el proyecto, en la defensa del sector, pues habiendo estado dentro y conociendo todos los entresijos que se están moviendo, sé que el sector está en las mejores manos que pueda haber.

Las cosas podrán salir mejor o peor, pero nadie podrá echar en cara a Élite que no se ha intentado con todas las fuerzas, honestidad y transparencia posible.

Por eso sólo me queda decir…

NOS VEMOS EN LAS CALLES

ÉLITE POR SIEMPRE

IBAN SESMA (PATXI)